sábado, 30 de marzo de 2013

-SU-25-CAZA IMBATIBLE-



 -FILEALIEN-46-Año 3-Rosario-Santa Fe-
-Argentina-Marzo/30/2013-
-En 2014, la Fuerza Aérea rusa recibirá la versión del caza de asalto Su-25, destinado a destruir la defensa antiaérea del enemigo.
Será capaz de detectar y aniquilar incluso sistemas tan potentes como los Patriot estadounidenses.
Los antecedentes de la guerra de Vietnam
Por primera vez la aviación tuvo que vérselas con los sistemas de misiles antiaéreos durante la guerra de Vietnam (1965-1975). Entre otras medidas, los militares estadounidenses pasaron a realizar vuelos a alturas bajas y superbajas, utilizar interferencias, etc. Pero también se decidió diseñar aviones destinados a superar la defensa antiaérea. La tarea recibió el nombre de Suppression of Enemy Air Defenses (SEAD).
El programa de diseño de aviones destinados a superar la defensa antiaérea recibió el nombre de Wild Weasel que se hizo extensivo a los propios aviones modernizados para estos fines.
En la etapa Wild Weasel I, iniciada en 1965, se utilizaron los cazas F-100 Super Sabre, los primeros aviones supersónicos estadounidenses, creados una década antes. De prototipo para Wild Weasel sirvió la versión biplaza de F-100 Super Sabre. El nuevo avión localizaba a los radares enemigos, el operador le indicaba al piloto la dirección al blanco, luego de lo cual éste, al visualizarlo, lo atacaba. El F-100 no desarrollaba una velocidad suficiente como para escoltar los modernos, para aquella época, aviones F-105 Thunderchief y F-4 Phantom II. Por esta razón, Wild Weasel II fue diseñado tomando como prototipo el F-105. Los aviones EF-105F fueron incorporados en los arsenales ya en 1966, pero pronto fueron sustituidos por F-105G, más modernos. La producción en serie de los F-105 había cesado aun antes, en 1964. El número de estos aparatos, que bien podrían ser adaptados para destruir la defensa antiaérea, se reducía inexorablemente, debido, entre otras cosas, a las fuertes bajas en Vietnam. Al término de la cuarta y la quinta etapa del programa –ya utilizando como prototipo F-4 Phantom II- aparecieron las versiones EF-4C Wild Weasel IV y F-4G Wild Weasel V.
Cada nueva generación de estos aviones se dotaba de armamento y equipos más modernos, incluidos misiles que se autoguiaban a las emisiones de radares, así como sistemas de lucha radioelectrónica.
Después de terminada la guerra de Vietnam, los Wild Weasel se emplazaron en Europa y el Lejano Oriente, es decir, en aquellas zonas en que la aviación estadounidense teóricamente podría tener que vérselas con la defensa antiaérea soviética.
En los años 90, cuando los últimos Wild Weasel se retiraron del servicio operacional, EEUU optó por otra vía: la misión de vulnerar la defensa antiaérea les fue encomendada a los cazas polivalentes F-16C.
La aviación naval de EEUU, que también tropezó con este problema, empleó para superar la defensa antiaérea sus propios aviones: primero, los EF-10D Skyknight, luego, EA-6A y EA-6B Prowler.
A diferencia de la Fuerza Aérea, la Marina sigue optando hoy por aviones especializados: los obsoletos EA-6B fueron sustituidos por los EA-18G Growler, desarrollados tomando como prototipo la versión biplaza F/A-18F Super Hornet.
Solución rusa
Hasta 2008, el Ejército del Aire ruso se había enfrentado sólo al enemigo dotado de misiles antiaéreos portátiles o artillería antiaérea de pequeño calibre. La guerra de los cinco días contra Georgia (agosto de 2008) promovió a primer plano la tarea de supresión de la defensa antiaérea.
Hoy por hoy, pueden cumplir misiones de este género los cazas de asalto Su-24 y Su-34, dotados de misiles antirradares. Pero, a juzgar por todo, sus performances han sido consideradas insuficientes.
De todas formas, provoca extrañeza el que se haya optado por el Su-25 como modelo básico. Debido a sus características, este avión podrá dar cobertura a los grupos de esos mismos Su-25. Para actuar junto con los bombarderos tácticos y los cazas polivalentes, no tiene suficiente velocidad ni autonomía. Al propio tiempo, tal avión podría servir de un buen apoyo para los cazas de asalto que vuelan sobre el campo de batalla. Para cumplir las demás misiones, quizás, sería racional desarrollar una versión especializada tomando como prototipo el Su-30, o, como mínimo, crear los equipos correspondientes que, en combinación con el armamento adecuado, podrían convertir en Comadreja cualquier caza ruso.
-Hs:17:43Pm-Fuente:La Voz de Rusia-Investigacion:Alberto Costacurta Grossetti-Edicion:Mirta B Costacurta y Corresponsales de FILEALIEN-46-  http://filealien-46.blogspot.com Correo de contacto: albertocostacurta46@hotmail.com-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA AQUI TU COMENTARIO O EN CORREO ELECTRONICO:arnold462009@hotmail.com