domingo, 28 de febrero de 2010

-PORTAAVIONES KUZNETSOV-FLOTA RUSA-



-NAVE INSIGNIA-ALMIRANTE KUZNETSOV--A/C-ALIEN-

-ALMIRANTE KUZNETSOV-PORTAAVIONES-







El Almirante de la Flota de la Unión Soviética Kuznetsov (en ruso: Адмирал флота Советского Союза Кузнецов, Admiral Flota Sovetskogo Soyuza Kuznetsov), originalmente llamado Riga, luego Leonid Brézhnev y finalmente Tbilisi, conocido comúnmente como Almirante Kuznetsov, es el único portaaviones activo de la Armada Rusa, en la cual sirve como su buque insignia.

Fue declarado operacional en 1998 después de extensas reparaciones. El barco permanecerá en operación con la flota hasta el año 2025-2030.

En el 2000 participó en los ejercicios navales en los cuales se hundió el submarino nuclear ruso K-141 Kursk.

El Almirante Kuznetsov fue comisionado originalmente en la Armada Soviética con el objetivo de ser el primero de la clase de portaaviones Kuznetsov, pero sólo se construyó una unidad más llamada Varyag, la cual fue vendida por Ucrania a la República Popular China con la condición de no usarla en combate.

El Kuznetsov debe su nombre a Nikolai Kuznetsov, un destacado oficial de la Armada de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial que recibió el título de Almirante de la Flota de la Unión Soviética en 1955.

-Historia:

Fue construido en el astillero de Nikolayev en Ucrania, lanzado en 1985 y no entró en operación hasta 1995. Su primer nombre fue el Riga pero en noviembre de 1982 se le cambió el nombre a Leonid Brezhnev, luego a Tbilisi y finalmente, en octubre de 1990 a Almirante Kuznetsov. Para el verano de 1989 el barco ya estaba completo en un 71%, en noviembre de 1989 fue puesto en pruebas operativas.

En diciembre de 1991 fue puesto a la mar para ir directo a la Flota del Mar del Norte, hasta 1993 fue equipado con aviones. Realizó algunas pruebas en el Mar Mediterráneo, en 1997 fue puesto en dique seco para esperar reparaciones y fondos para otras mejoras.

El proceso de reparación fue completado hasta julio de 1998 y finalmente, puesto en servicio para la Flota el 3 de noviembre de 1998; transporta 12 aviones Su-33 y 24 helicópteros navales Kamov de doble rotor coaxial contra-rotatorio, en la configuración básica.

Los aviones supersónicos Su-33 despegan sin necesidad de catapultas, con una rampa ski-jump, como el del portaaviones Invencible de Inglaterra, construido para lanzar los aviones Harrier que combatieron en la guerra de las Malvinas.

Estuvo presente en los ejercicios donde se perdió el submarino Kursk en el mar del norte y luego, fue puesto en reserva, hasta que a finales de 2003 y principios de 2004, volvió a ser puesto en pruebas de batalla, para inspeccionar los nuevos Su-33 repotenciados.

En 2005 durante ejercicios, se perdió uno de sus nuevos aviones Su-33 al caer de la cubierta en el Océano Atlántico, posteriormente, se destruyo el avión en el fondo del mar, para evitar el espionaje de sus nuevos sistemas electrónicos de vuelo y mejoras secretas.

El 27 de septiembre de 2006, se anunció que el barco tendría nuevas modernizaciones, para reparar algunos de sus problemas técnicos, presentados en las primeras prácticas de combate con los Su-33.

El 16 de febrero de 2009 el "Almirante Kuznetsov", junto con otros dos buques de guerra rusos se vio probablemente envuelto en el derrame de 522 toneladas de fuel mientras estaba siendo abastecido al sur de la costa irlandesa.

Fue visto en el mar mediterráneo pintado de camuflaje color negro, con la línea de flotación roja y grandes alas doradas en la proa, bajo la rampa "Ski-Jump", participando en el bloqueo naval de Rusia a Georgia, con los aviones Su-33 que fueron desplegados para evitar una posible intervención de la OTAN en Georgia.

-Diseño:

Con 300 metros de eslora, tiene solo 33 metros menos que un portaaviones clase Nimitz de la US Navy de 333 metros de Eslora; 38 metros de manga, solo 3 metros menos que los 41 metros de manga del Nimitz y tiene 73 metros de manga total sobre la cubierta.

Tiene una pista de aterrizaje lateral inclinada 4 grados, con 4 cables extendidos sobre la cubierta, para interceptar el gancho extendido de apontaje (aterrizaje) de los aviones Su-33 y Su-25, en el momento del apontaje de las aeronaves sobre la pista.

Es el portaaviones más grande construido en Europa y transporta, al avión caza más grande y pesado, embarcado en un portaaviones, el Su-33 de 22 metros de largo, es 2.8 metros más largo que el F-14 de la Armada de los Estados Unidos, recientemente retirado de servicio.

Tiene 3 plataformas de lanzamiento para el despegue de aviones sin catapultas, con 3 deflectores de aire que se levantan desde la cubierta, para desviar los gases calientes expulsados por los motores de post-combustión del Su-33.

En la plataforma de lanzamiento, el avión es detenido momentáneamente antes de despegar, por unos pequeños sujetadores de las 2 ruedas del tren de aterrizaje principal, que se levantan desde la cubierta mediante un mecanismo hidráulico, en forma similar a los deflectores de aire, para detener el empuje del avión con sus motores de post-combustión encendidos al máximo; justo antes del momento del despegue, los sujetadores de las ruedas se bajan rápidamente a nivel de la cubierta, mediante un pistón de aire comprimido y permiten, que el avión se libere de su detención, pase por encima de los sujetadores retraídos a nivel de la cubierta e inicie, el carreteo sobre la plataforma de lanzamiento hasta llegar a la rampa ski-jump para finalmente despegar del portaaviones.

-Desarrollo:

La isla de mando de gran tamaño, se diseñó con dos torres de control, la delantera para controlar el despegue de las aeronaves desde la plataforma de lanzamiento del portaaviones y la trasera, para controlar los apontajes sobre la cubierta de los helicópteros pesados Kamov, los aviones caza Su-33, los aviones navales Su-25 y en un principio, para el mejor control de la aproximación final de aviones V/STOL Yakovlev Yak-141.

Los técnicos y especialistas, que controlan el apontaje de las aeronaves sobre la cubierta del portaaviones, permanecen en una torre de control moderna y de cabina sellada con calefacción, diseñada especialmente para enfrentar las difíciles condiciones climáticas del Mar del Norte y controlar a distancia, los apontajes sobre la cubierta, sin necesidad de permanecer en la cubierta de la pista principal del portaaviones, expuestos al frío, viento, la lluvia y los peligros de las aeronaves en movimiento.

Sobre la isla de mando, tiene nuevos radares digitales de selección plana de alta precisión AESA Active Electronically Steered Arrays para detectar, seguir el curso y enganchar, múltiples tipos de misiles navales, desde misiles cruceros, misiles intercontinentales y ojivas de ingreso desde el espacio.

Intercambiando información de rastreo con otros elementos del sistema, con una combinación de agilidad de frecuencias de radar, con un procesamiento completamente digital y muy buena movilidad, de todas las frecuencias de señales de VHF, puede rastrear hasta 400 blancos enemigos, guiar las armas y las aeronaves del portaaviones, hasta los blancos asignados.

El análisis de la exploración de las señales de radar es muy detallada, puede detectar los blancos enemigos y presentar, distintas opciones de tácticas de batalla, para encontrar la mejor solución de defensa del portaaviones y la escuadra naval, con la ayuda de computadoras programadas con tácticas de batalla.

Estos nuevos y grandes radares planos, de forma cuadrada y rectangular, permanecen integrados a la estructura central de la isla de mando, uno delantero rastreando la proa y otro rastreando la popa; uno al costado de babor y otro al costado de estribor, y dos nuevos radares giratorios, instalados en torno a un eje sobre el castillo de la torre de control, inclinados en su eje vertical y horizontal, uno hacia la izquierda y el otro a la derecha, en forma excéntrica, que giran rápidamente pese a su gran tamaño, con la ayuda de unos contrapesos giratorios cubiertos por un domo circular, para evitar el cabeceo sobre el barco y mejorar la estabilidad de la nave; en un diseño experimental, único y exclusivo de este tipo de portaaviones, que operan en combinación con múltiples tipos de radares convencionales, de diseño concavo y giratorio, que rodean la torre de control.

Junto a la isla de gran tamaño de la torre de control, que da la impresión de ser un portaaviones pequeño, tiene 2 ascensores con capacidad de elevar una aeronave cada uno; bajo la cubierta principal en el hangar de aviones, tiene plataformas giratorias circulares, para rotar completamente los aviones y helicópteros, y aprovechar mejor, el espacio disponible para almacenar aeronaves en el hangar.

Sobre la cubierta tiene 11 plataformas reforzadas, pintadas con grandes círculos blancos, para permitir el aterrizaje de helicópteros navales pesados Kamov de 12 toneladas, en forma simultánea; fueron diseñadas inicialmente para permitir el aterrizaje de los aviones Yakovlev Yak-38 similares a los aviones de despegue vertical Harrier, y su variante mejorada, el Yakovlev Yak-141 con motor de empuje V/STOL, similar al F-35 JSF de la US Navy y 19 puntos de anclaje, para transportar otras 19 aeronaves sobre la cubierta, en la configuración extendida de batalla y permiten, que otros aviones puedan permanecer en el aire, recibiendo reabastecimiento aéreo de combustible desde otros aviones Su-33.

Rusia también considera, desplegar algunos MiG-29K, versión naval del MiG-29 para pruebas de vuelo y acondicionamiento, para ofrecerlo a la venta a otros países, como un avión de caza naval de peso medio, embarcado en portaaviones, que podrá escoltar en el futuro a los Su-33.

Para mejorar su estabilidad en las turbulentas aguas del mar del Norte, se diseñó un bulbo de proa conocido también como proa bulbosa, bajo la línea de flotación del barco; un espolón central bajo la quilla con sonares para detectar submarinos y torpedos; aletas estabilizadoras bajo el casco, controladas por computadora y tiene, la rampa de lanzamiento ski-jump con ángulo de 12 grados más alta, construida sobre la cubierta de un portaaviones, que también ayuda a proteger a los aviones embarcados sobre la cubierta, de las grandes olas que rompen en la proa.

Rusia ofrece los aviones navales Su-33 y los MiG-29K, versión embarcada del MiG-35 para la venta a China, India, Irán, Brasil y Venezuela, para su construcción conjunta, con el financiamiento, ayuda y asesoramiento de Rusia

El Kuznetsov es el portaaviones con más capacidad de transporte de armamento, misiles superficie-aire, torpedos montados sobre motores de misiles, cañones antiaéreos y Misil crucero disponible en la actualidad, algunos consideran que es un tipo de Barco de guerra Crucero portaaviones.

En la Proa, al costado de Babor de la cubierta, tiene 6 silos con tubos verticales de lanzadores de misiles superficie-aire de medio alcance y torpedos, montados en motores de misiles y 2 plataformas horizontales klinok, lanzadoras de misiles superficie-aire de corto alcance.

Al costado de estribor de la cubierta, otros 6 silos y 2 plataformas de misiles, que reciben los misiles de la parte inferior de la cubierta, mediante un riel transportador y los lanzan en forma automática. En la Popa, al costado de Babor de la cubierta, la configuración defensiva es similar a la de la Proa, con 6 silos y 2 plataformas de misiles, a Estribor otros 6 silos y 2 plataformas de misiles, con cañones antiaéreos guiados por radar.

Bajo la cubierta delantera del portaaviones, entre las 2 pistas de despegue, justo antes de la rampa ski-jump, tiene 12 silos con tubos verticales de lanzadores de misiles tácticos, de más de 400 km. de alcance, nombre código OTAN SS-19-N Shipwreck, en 2 filas de 6 silos cada una a lo largo de la cubierta, con grandes compuertas abatibles y ocultas a nivel de la cubierta, para permitir el normal paso de las aeronaves sobre las compuertas y en el momento del lanzamiento de los misiles, se abren hacia arriba para poder lanzar los misiles, en forma similar a las de los submarinos clase Akula Typhoon; los misiles son lanzados fuera de los silos con la presión de aire comprimido, rompen una cubierta protectora tipo domo de fibra de vidrio y sus motores, se encienden en el aire.

Transporta el caza naval pesado Su-33 derivado del Su-27 armado con misiles aire-aire y aire-superficie, la nueva versión podrá transportar tubos lanzadores de torpedos, montados en motores de cohetes; en el futuro también podrá transportar el caza naval de peso medio Mikoyan MiG-29K derivado de la nueva familia de aviones caza MiG-35 de generación 4.5 para escoltar a los nuevos bombarderos navales derivados del proyecto Su-37. Los helicópteros navales Kamov de doble rotor coaxial contra-rotatorio, que también podrán lanzar torpedos, para atacar a una fuerza naval y aérea adversaria, y defender a la escuadra naval del portaaviones.

-Futuro:

Rusia tiene proyectado construir en los próximos 10 años, de 3 a 6 nuevos portaaviones clase Kuznetsov, pero de propulsión nuclear, según el plan de modernización para las Fuerzas Armadas Rusas, anunciado por el presidente Dmitri Medvedev y según anunció el vicealmirante Anatoli Shlémov, no tendrán tantos lanzadores de Misil crucero sobre la cubierta, estos misiles serán transportados por los barcos escolta que acompañarán a los portaaviones, formando la nueva escuadra naval en el océano Pacífico, Índico y Atlántico; transportarán nuevos aviones navales de quinta generación y nuevas aeronaves no tripuladas.

Rusia iniciará la construcción en los próximos meses, de un nuevo portaaviones en los astilleros navales Severodvinsk, conocido inicialmente con el nombre de Comandante Vladímir Putín; tendrá 2 reactores nucleares de agua presurizada tipo OK-650, similares al diseño del submarino nuclear Akula Typhoon; cada reactor podrá producir unos 190 Megawatios de energía, con 4 turbinas de vapor de agua conectadas a 4 hélices de propulsión y algunos generadores eléctricos convencionales, para suministrar la energía eléctrica necesaria para operar todos sus sistemas.

La isla de mando será rediseñada extensamente, se reducirá su tamaño para evitar las turbulencias del aire sobre la cubierta, generadas durante la navegación a más de 20 nudos, no tendrá la abultada y pesada, chimenea de gases de los motores convencionales de combustible fuel-oil; el "bulbo de proa" bajo la línea de flotación, será más grande y estilizado, con un nuevo diseño Hidrodinámico, para mejorar la navegación del portaaviones.

Transportará entre 50 y 60 aeronaves navales, especialmente diseñadas para el nuevo portaaviones, una nueva generación de helicópteros navales Kamov más livianos, de menos de 10 toneladas de peso y doble rotor coaxial contrarrotatorio, con 4 aspas cada una y construidas con materiales compuestos, para obtener una mejor elevación y mantenerse más tiempo suspendido en el aire.

Aviones caza de generación 4.5 y quinta generación, más livianos y de reducido tamaño MiG-35 en su versión naval embarcada Mikoyan MiG-29K; nuevos aviones bombarderos navales pesados Su-33 derivados del proyecto Su-37 en su versión naval embarcada, para reemplazar a los anteriores Su-33 derivados del diseño original Su-27 básico, que ya cumplieron su vida útil, con más de 3.000 horas de vuelo de exigencia sobre su estructura y alas, en operaciones de prácticas y entrenamiento en el portaaviones, y nuevos aviones de diseño Stealth no tripulados, de vigilancia, espionaje y alerta temprana de batalla.

Los nuevos portaaviones de Rusia tendrán varios sistemas Stealth pintura absorbente de radar, cubiertas antiradar en la isla de mando y las nuevas antenas, de emisión de alta energía, que en una situación de batalla, convertirán al portaaviones en una nave virtualmente invisible a las señales de radar enemigas.-ALIEN-

-COHETES ATLAS-







-Atlas es una familia de cohetes estadounidenses, una de cuyas versiones lanzó a los astronautas del Mercury en órbita alrededor de la Tierra. Tuvo fases superiores como Agena y Centauro. Los cohetes Atlas son usados para lanzar satélites y sondas espaciales

La primera prueba del Atlas en 1957 fue el primer éxito de los Estados Unidos con misiles balísticos intercontinentales. Fue un cohete de etapa y media con tres motores que quemaban LOX y RP-1 produciendo 1.590 kN de empuje. El Atlas, llamado así por Atlas, un titán de la Mitología griega, tuvo sus inicios en 1946 con el premio de un contrato de investigación de la Army Air Forces para el estudio de misiles nucleares armados en el rango de las 1.500 a 5.000 millas (2.400 a 8.000 km).

-Historia:

Su designación militar fue XB-45, para cambiarlo a CGM-16 en 1962, con la C representando que es guardado en un contenedor reforzado ó silo subterráneo. Para ser lanzado era elevado y se le llenaba de combustible.

La última versión balística, el Atlas-F, usaba un silo subterráneo de 53.34 metros capaz de soportar un impacto nuclear directo. Los silos estaban agrupados en grupos de 12, algunos localizados al sureste de Nebraska. A mediados de los años 60 fueron retirados dar paso a los LGM-30 Minuteman de combustible sólido y que podía ser guardado por largos periodos de tiempo sin tener que poner combustible.

El Atlas D portaba una cabeza nuclear que usaba vehículo de reentrada Mk 2 con una bomba W-38 (termonuclear) con una potencia de 3.75 megatones que podía estallar en el aire o al impacto. Aunque nunca fueron usados en combate, el sistema de lanzamiento fue usado como etapa superior para lanzar las sondas Mariner y estudiar Mercurio, Venus y Marte.

Cuando se lanzó a John Glenn al espacio en 1962 se usó un cohete Atlas, convirtiéndose en el primer estadounidense en ir al espacio. Algunos cohetes Atlas también fueron usados en el programa Gemini. Cohetes descendientes del diseño de los Atlas se usan en el siglo XXI.

Estos cohetes usaban como tanques de combustibles balones o globos hechos de un metal muy delgado (ancho de 1.02 cm) y sin estructura rígida de soporte. El Atlas tenía un sistema de etapas poco habitual: en la época en que se desarrolló se dudaba que el cohete encendiera sus demás etapas en el espacio, por lo cual se descartaron y sólo una etapa sería capaz de llevar el cohete a su objetivo. Korolyov hizo la misma elección al diseñar el cohete R-7, que sólo tenía una etapa central y 4 propulsores extra pegados al cuerpo principal, eliminando el problema de encender una etapa extra a altas altitudes de la tierra.

-Descendientes del Atlas_

La versión Atlas II tuvo 63 vuelos exitosos, realizando el último el 31 de agosto de 2004, es considerado como uno de los lanzadores más confiables del mundo.

La versión más reciente de esta familia es el Atlas V, que usa una tecnología muy diferente a sus antecesores, ya que no usa el tanque de tipo balón y sus propulsores son más parecido a los de la familia Titán y su fuselaje es muy rígido y pesado.

Irónicamente estos misiles fueron diseñados como ICBM para atacar a la URSS - Rusia, pero desde el Atlas III y Atlas V usan motores de cohete Ruso Energomash RD-180, producidos bajo licencia por Pratt & Whitney en Estados Unidos-

-Misiles balísticos de la clase Atlas-

Los misiles que estuvieron en servicio hasta 1964 fueron 155. De la versión CGM-16 E en 1960 había 126. De la versión HGM-16F hasta 1964 hubo 235.

-Especificaciones:

  • Longitud: 22,9 m con vehículo de reentrada Mk2
  • Diámetro: 3,05 m
  • Peso total: 116.000 kg Atlas D, 118.000 kg Atlas E y F
  • Rango: 16.670 km, y 18.500 km para Atlas E y F
  • Motores: 1 Rocketdyne LR105 de 25.800 kgf, 2 motores LR89 de 68.100 kgf y 2 motores LR101 de 450 kgf
  • Ojiva: vehículo de reentrada Mk4 con cabeza W-38 de 4 megatones
  • precisión al blanco CEP de 1.400 m-ALIEN-Fuente:Wikipedia-


sábado, 27 de febrero de 2010

-COHETES TITAN-








-La familia de cohetes lanzadores estadounidenses Titan es una variante del misil intercontinental del mismo nombre. Concebidos inicialmente con fines militares, su desarrollo fue paralelo al del cohete Saturno I de la NASA, al que sustituyó en la década de 1980 tras el desastre sufrido en el lanzamiento del Challenger.

Desde entonces ha proliferado su uso como cohete de lanzamiento, si bien comercialmente ha sido desplazado por los cohetes del programa Ariane fabricados por la ESA. Las cápsulas Gemini fueron lanzadas mediante cohetes Titan II, mientras que los cohetes del tipo Titan IIIE-Centaur se utilizaron para lanzar las sondas Viking y Voyager.

El Titan II fue creado originalmente como un ICBM. Más tarde fue utilizado como vehículo de lanzamiento para cargas medias de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, NASA y otras oficinas del gobierno de Estados Unidos. Estas cargas incluían satélites meteorológicos y cápsulas espaciales Geminis. Los Titan II utilizados como vehículos de lanzamiento despegaban desde la base aérea de Vandenberg, California.

-Características:

El Titan II es un cohete de combustible líquido de dos etapas, diseñado para poner en órbita cargas pequeñas y medianas. Es capaz de poner en órbita circular polar baja una carga de 1900 kg. La primera etapa consiste de un motor LR87, mientras la segunda usa un motor LR91.

-Historia-

El Titan nació como proyecto en octubre de 1955, cuando la Fuerza Aérea de los Estados Unidos concedió a Lockheed Martin (anteriormente Martin) un contrato para construir un misil balístico intercontinental (ICBM). El resultado del contrato fue el Titan I, el primer ICBM de dos estapas lanzable desde silos de los Estados Unidos. Se construyeron más de 140 Titan II ICBMs, que fueron la vanguardia de la disuasión estratégica de los Estados Unidos durante 18 años. Los Titan II también fueron parte del Proyecto Gemini durante los años 1960.

-Titan I-

Este fue el primero de esta familia de cohetes, comenzó como otro ICBM en caso de que el Atlas sufriera retrasos. Es un cohete de dos etapas con motor RP-1 de oxígeno líquido. Su lanzamiento no era muy rápido debido a la mezcla de combustible. Llevaba cerca de 15 minutos cargar la mezcla LOX, y sacar el cohete del silo otros ocho más. Estuvo en servicio de 1962 a 1965. Había escuadrones operativos en Wyoming, Idaho, California, Dakota del Sur y Colorado.

-Titan II-

-ICBM-

Estos cohetes llevaban una cabeza W-53 con una ojiva de 9 megatones de potencia haciéndolo el ICBM más poderoso en el arsenal de Estados Unidos. Todos los ICBM fueron retirados del servicio en 1987 solo se preserva uno en su silo en el Museo de Misiles Titan en Tucson, Arizona.

-Vehículo de lanzamiento espacial-

Fue usado de 1960 hasta 1980, algunos Titan II fueron covertidos para lanzamiento espacial para cargas militares o del gobierno de Estados Unidos. El último Titan II lanzo un satélite del clima DMSP el 18 de octubre 2003. Los Titan II fueron usados para lanzar programa Gemini y 10 cápsulas con tripulación Gemini.

-Titan III-

Fue desarrollado por la Fuerza Aérea como un cohete para cargas pesadas para ser primordialmente usado para poner cargas del ejército, satélites de alerta temprana, espías y de comunicación de la red del ejército. Este también lanzo las sondas Voyager, los landers a Marte Viking.

-Titan IV-

El Titan IV es una versión alargada del Titan III, puede ser lanzado con una etapa superior Centauro o sin ella, o con la etapa IUS. Fue exclusivamente diseñado para lanzar satélites militares o carga del mismo tipo, sin embargo este cohete fue usado para lanzar la sonda de la NASA Casinni rumbo a Saturno en 1997. El Titan IV fue el cohete más poderoso de Estados Unidos, pero su operación era muy costosa. Los requerimientos del Departamento de Defensa no lo requerían tanto debido a que los nuevos satélites tenían un periodo de vida mayor.

-Combustible de cohete-

Usaba el combustible de oxigeno liquido, pero no podía estar guardado por largos periodos de tiempo, hubo varios accidentes en cohetes Atlas y Titan I explotando dentro de sus silos. Luego el combustible fue remplazado por otro tipo y usando un oxidante. 53 personas murieron al tener un fuga un misil Titan II en Arkansas. Otros 9 murieron en un silo localizado Kansas en 1970. en septiembre de 1980 en Arkansas una llave de tuercas perforo el cuerpo del misil provocando el derrame de combustible haciendo que la cabeza nuclear volara y aterrizara a varios metros del lugar sin explotar. esto marco la pauta para dejar de usar el Titan II, los 54 misiles de este tipo fueron remplazado por 50 LGM-118A Peacekeeper (Misil MX por Missile-eXperimental) de combustible sólido a finales de los 80s. los demás Titan II decomisados fueron renovados para ser usados en lanzamientos espaciales con record de lanzamiento perfecto.

Para 2006 la familia de cohetes Titan son obsoletos. El alto costo del combustible y la necesidad cuidados especiales fueron demasiados para mantenerlos en servicio. El constructor de los cohetes Lockheed Martin decidió mantener a los Atlas en vez de los Titan, y mantener el joint venture para lanzar cohetes rusos Proton y los nuevos cohetes Delta IV de Boeing. El último lanzamiento de estos cohetes fue el 19 de octubre de 2005 llevando una carga secreta para la Oficina Nacional de Reconocimiento. Hay aproximadamente 20 Titan II en la base AMARC en Tucson, Arizona, para ser destruidos.-ALIEN-Fuente:Wikipedia-

-LEGENDARIO SATURNO V-





-El Saturno V (Saturn V) fue un cohete desechable de múltiples fases y de combustible líquido usado en los programas Apolo y Skylab de la NASA. Su diseño estuvo a cargo de Wernher von Braun en el Marshall Space Flight Center (Centro de vuelo espacial Marshall) y sus principales constructores fueron Boeing, North American Aviation, Douglas Aircraft Company e IBM. Fue el más grande de la familia de cohetes Saturno.

En sus vuelos, el Saturno V pasaba por tres fases: S-IC, la primera fase, S-II, la segunda, y S-IVB como última fase. En las tres se utilizaba oxígeno líquido (LOX) como oxidante. En la primera fase se usaba RP-1 (petróleo refinado) como combustible, mientras que las otras dos fases usaban hidrógeno líquido (LH2). En una misión, por término medio, el cohete funcionaba durante unos 20 minutos.

La NASA lanzó trece cohetes Saturno V entre 1967 y 1973 sin ninguna pérdida de carga útil, aunque los Apolo 6 y Apolo 13 tuvieron problemas de motores. La principal carga para estos cohetes fueron las naves Apolo que llevaron a los astronautas de la NASA a la luna.

Fue usado para lanzar la estación espacial Skylab, pero el proyecto para utilizarlo como vehículo lanzador para sondas a Marte fue cancelado.

-Trasfondo:

A comienzos de los años 1960, la Unión Soviética lideraba la carrera espacial contra los Estados Unidos. En 1957, los soviéticos lanzaron el Sputnik 1, el primer satélite artificial. Y el 12 de abril de 1961, Yuri Gagarin fue la primera persona en viajar al espacio.

El 25 de mayo de 1961, el Presidente Kennedy anunció que el país intentaría enviar un hombre a la Luna antes del final de la década. En ese momento, la única experiencia que Estados Unidos tenía con el vuelo espacial tripulado eran los 15 minutos de Alan Shepard en el vuelo suborbital del Freedom 7. Ningún cohete del mundo podría lanzar un vehículo espacial a la Luna en una pieza. El Saturno I fue desarrollado pero, incluso sin volar, y debido a su pequeño tamaño, habría que realizar varios lanzamientos para situar todos los componentes de la supuesta nave lunar.

En un comienzo, la NASA tenía tres ideas principales para la misión:

  • El encuentro en órbita terrestre (o EOR en inglés). Era una idea original de Von Braun y consistía en usar una serie de pequeños cohetes (la mitad del Saturno V) para ir poniendo en órbita sobre la Tierra las diferentes partes del vehículo lunar. Fue desestimado debido al poco tiempo que tenían para experimentar con objetos en el espacio y sus encuentros, y no se conocía si la nave podría ser montada.
  • El ascenso directo o DA, proponía usar un cohete llamado Nova que se dirigiera directamente a la Luna, que aterrizase y luego fuera de nuevo lanzado hasta la Tierra. La idea fue rechazada ya que requería un cohete de un tamaño superior al Saturno V y era imposible que aterrizase para después despegar.
  • El encuentro el órbita lunar (o LOR), que consistía en transportar la nave hasta la Luna, y parte de ella aterrizaría en la superficie lunar, la otra se mantendría en órbita lunar para regresar a la Tierra.

Aunque la NASA rechazó la idea de LOR, fue finalmente la solución escogida ya que era el método más rápido y sencillo para alcanzar la meta que propuso Kennedy.

Entre 1960 y 1962 el Marshall Space Flight Center (MSFC) diseñó los cohetes que serían usados para varias misiones, comenzando por el C-1, que más tarde se transformó en el Saturno I. El cohete C-2 no llegó muy lejos en su diseño antes de que el MSFC lo abandonase a favor del C-3, que constaba de 2 motores F-1 en su primera fase, 4 motores J-2 en la segunda y una fase S-IV con 6 motores RL-10. La NASA planeó usar este cohete como parte del concepto de encuentro en órbita terrestre con al menos cuatro o cinco lanzamientos para una misión.

Sin embargo, el MSFC estaba planificando un cohete incluso mayor, el C-4. Este usaría la fase S-IVB con un único motor J-2. La primera fase consistía en 4 motores F-1; la segunda fase era una versión agrandada de la segunda fase del C-3. Con este cohete sólo eran necesarios dos vuelos para una misión de encuentro en órbita terrestre.

El 10 de enero de 1962, la NASA anunció los planes de construir el C-5. Utilizaría 5 motores F-1 en su primera fase, 5 motores J-2 en la segunda y una S-IVB como tercera. Los primeros cuatro vuelos serían de pruebas, comprobando con éxito las tres fases e incluyendo una prueba de vuelo alrededor de la Luna. El primer vuelo tripulado no sería hasta 1969, aunque al final se realizó en diciembre de 1968.

A mediados de 1962, la NASA decidió usar un sistema acelerado de pruebas, con las tres fases probadas de una vez en el primer lanzamiento. Esto acortaría el tiempo de desarrollo y pruebas, pero significaba que todas las fases debían de funcionar a la perfección. También permitiría reducir el número de cohetes de 25 a 15.

En 1963, el C-5 era renombrado como Saturno V; los primeros motores F-1 de Rocketdyne comenzaron a ser producidos. En 1966 los F-1 pasaron los controles de la NASA para poder ser usados en vuelos tripulados. Después de un intenso trabajo de diseño y pruebas, el 9 de noviembre de 1967 el primer Saturno V era lanzado con el Apolo 4 sin tripulación a bordo.

-Tecnología:

El Saturno V es una de las máquinas más impresionantes de la historia humana. Con más de 110 metros de altura y 10 metros de diámetro, con un masa total de casi 3.000 toneladas, podía enviar 118 toneladas a OBT. El Saturno V dejó reducidos, en términos de dimensiones y potencia, a los demás cohetes que hasta la fecha habían sido lanzados con éxito.

Fue principalmente diseñado en el Marshall Space Flight Center en Alabama, aunque muchos sistemas importantes, incluyendo la propulsión, fueron diseñados por subcontratistas. Usaba los nuevos motores F-1 y J-2 para la propulsión. Los diseñadores decidieron rápidamente usar tanta tecnología del Saturno I como fuera posible. De esta forma, la tercera fase S-IVB estaba basada en la segunda fase S-IV del Saturno I. La unidad de instrumentos que controlaba el cohete compartía características con la que llevaba el Saturno I.

El cohete constaba de tres fases y la unidad de instrumentos, que fueron construidas por varios contratistas de la NASA. Curiosamente, las empresas que desarrollaron las tres fases forman parte de Boeing a través de compras y fusiones.

Las tres fases también usaban pequeños motores de combustible sólido que ayudaban a la separación de las fases durante el lanzamiento, y para asegurar que los propelentes líquidos estaban en la situación apropiada para ser bombeados.

En el caso de abortar el lanzamiento requiriendo la destrucción del cohete, el oficial de seguridad enviaría una señal a unas cargas explosivas unidas en la superficie exterior para detonarlas. Esto haría cortes en los tanques de combustible y oxidante para dispersarlos rápidamente y reducir la mezcla. Después la torre de salvamento sería disparada para salvar la cápsula con los astronautas.

-La primera fase: S-IC-

La S-IC fue construida por la compañía Boeing en el Michoud Assembly Facility de Nueva Orleans, donde más tarde se encargarían de tanques externos del transbordador espacial. Como en casi todas las fases de un cohete, el peso de más de 2.000 toneladas en el despegue correspondía al combustible. Usaba para ello un tipo de queroseno muy refinado denominado RP-1 y como oxidante, oxígeno líquido. Medía 42 metros de alto y 10 metros de diámetro, y proveía 33,4 MN de empuje para conseguir los primeros 61 km de ascenso. De los 5 motores F-1 que disponía, el central era fijo, mientras que los 4 exteriores podían ser dirigidos para controlar el cohete.

-Fabricación-

La Boeing ganó la contratación para fabricar la S-IC el 15 de diciembre de 1961. Por ese tiempo, el diseño general estaba a cargo de los ingenieros del MSFC, que construyeron los tres primeros prototipos de prueba (modelos S-IC-T, S-IC-S y S-IC-F) y los dos primeros para vuelo (S-IC-1 y S-IC-2). El resto fue construido por Boeing, tardando entre 7 y 9 meses en los tanques y unos 14 meses en finalizar una fase completa.

Los modelos S-IC-3 a S-IC-12 fueron usados en las misiones Apolo 8 a Apolo 17; el S-IC-13 en la misión del Skylab 1. Dos más se construyeron y junto a los de prueba se exponen en distintos lugares.

La parte mayor y más pesada de la S-IC era la estructura de los motores, con 21 toneladas. Fue diseñada para soportar el empuje de los cinco motores y distribuirlo uniformemente sobre la base del cohete. Las cuatro alas estabilizadores que poseía soportaban unas temperaturas de 1.100 °C

Sobre dicha estructura de los motores estaba el tanque de combustible. Contenía 770.000 litros de RP-1. El tanque pesaba 11 toneladas en vacío y podía liberar 7.300 litros por segundo. Durante el lanzamiento, el combustible era presurizado usando helio, que se almacenaba en unos tanques junto al tanque de oxígeno líquido.

El tanque de oxígeno líquido (LOX) tenía capacidad para 204.000 litros. Suscitó problemas especiales para los diseñadores. Las tuberías por donde debía salir el oxígeno hasta los motores debían ser rectas, lo que significaba que atravesarían el tanque de combustible. Esto significó el aislamiento de las tuberías para que el RP-1 no se congelase y también cinco agujeros extra en la parte superior del tanque de combustible.

-La segunda fase: S-II-

La S-II fue construida por North American Aviation (NAA) en California. Usaba hidrógeno líquido (LH2) y LOX con cinco motores J-2 en la misma posición que los de la primera fase. Esta segunda etapa aceleraba al Saturno V con un empuje de 5 MN. De todo su peso en carga, el 97% pertenecía al combustible.

-Historia:

La S-II nació en diciembre de 1959 cuando un comité recomendó el diseño y construcción de un motor de hidrógeno líquido. El contrato para el motor fue dado a Rocketdyne y se llamaría J-2. A la vez, la fase S-II fue diseñada: inicialmente usaría cuatro de esos motores y mediría 22,5 metros de altura y 6,5 metros de diámetro.

En 1961, el MSFC empezó a buscar un contratista para la construcción de la fase. De una treintena de compañías aeroespaciales invitadas para proyectar los requisitos iniciales, sólo 7 enviaron propuestas. Al final, el 11 de septiembre de 1961 la NAA se llevó el contrato (también ganaría los contratos para los módulos de servicio y mando de la nave Apolo).

Pesaba casi 500.000 kg, aunque sólo era el 3% de la etapa propiamente dicha, el resto lo constituía el oxígeno líquido y el hidrógeno líquido. En el fondo de la fase estaba la estructura de empuje, donde se apoyaban los cinco motores J-2. El central era fijo, mientras que los otros cuatro eran dirigibles.

En vez de usar una estructura de tanques como la S-IC, la S-II utilizó un sistema corriente. Consistía en dos placas de aluminio separadas por una estructura en forma de panel de abejas hecho de fenol. Esto debía aislar los 70 °C de diferencia entre los dos tanques. También aligeró el peso en 3,6 toneladas.

El tanque de LOX era un contenedor elipsoide de 10 m de diámetro por 6,7 m de altura. Estaba formado por 12 secciones triangulares, junto con dos piezas circulares arriba y abajo.

Por otra parte, el depósito para el LH2 estaba formado por seis cilindros, cinco de ellos de 2,4 m de altura y el sexto de sólo 69 cm. El principal problema en su diseño y construcción era el aislamiento. El hidrógeno líquido está a unos 20 °C por encima del cero absoluto, por tanto era necesario que el aislamiento funcionase extremadamente bien. Las ideas iniciales no fueron buenas, creando bolsas de aire entre el tanque y el aislamiento. Al final se decidió rociar el aislamiento a mano y quitar el exceso.

-La tercera fase: S-IVB-

La S-IVB fue montada por Douglas Aircraft Company en California. Tenía un motor J-2 y usaba el mismo tipo de combustible que la fase S-II. Esta fase se usaba dos veces: la primera para entrar en órbita tras la separación con la etapa anterior; y en el viaje lunar para la maniobra denominada inyección translunar (o TLI en inglés).

La S-IVB era una evolución de la fase última del Saturno I, la S-IV, y fue la primera fase del Saturno 5 en ser diseñada. La S-IV usaba seis motores pero el mismo tipo de combustible que la S-IVB, LOX e LH2. También era originalmente la cuarta fase del cohete C-4, de ahí el nombre de S-IV.

Once compañías enviaron propuestas para ser la contratista de la fase, antes de la fecha límite, el 29 de febrero de 1960. El administrador de la NASA, T. Keith Glennan eligió el 19 de abril a Douglas como ganadora.

El MSFC decidió usar el cohete C-5 (posteriormente llamado Saturno V), que tendría tres fases y utilizaría una nueva versión de la S-IV como última etapa, la S-IVB. Al mismo tiempo, se construyó el cohete C-IB (Saturno IB) que también usaría la fase S-IVB como su segunda etapa y podría ser utilizado para probar las naves Apolo en órbita terrestre.

La S-IVB llevaba 72.200 litros de oxígeno líquido (LOX) y 229.000 litros de hidrógeno líquido (LH2). Un S-IVB que no fue usado sirvió como casco para el Skylab. Durante las misiones Apolo 13, Apolo 14, Apolo 15, Apolo 16 y Apolo 17, la fase se lanzaba contra la superficie lunar para realizar mediciones sísmicas.

-Comparaciones:

La contrapartida soviética al Saturno V era el cohete N-1. Era de dimensiones parecidas al Saturno V, pero nunca consiguió realizar la separación de la primera etapa con éxito. La decisión de usar cinco motores de gran potencia en la primera fase resultó ser más seguro que los 30 motores pequeños del N-1.

El Saturno V conseguía un empuje máximo de 33,4 MN y llevaba 118 toneladas a órbita baja terrestre (OBT). Sólo unos cuantos cohetes han podido desafiar las marcas del Saturno V:

  • El Energía soviético tenía mayor fuerza de propulsión, alcanzando 46 MN de empuje y podía llevar 175 toneladas a OBT en su configuración "Vulkan". Nunca voló en esa configuración y sólo fue lanzado un par de veces (ambas con éxito).
  • El transbordador espacial consigue hasta 34,8 MN de empuje, aunque su carga útil para OBT es, excluyendo la propia lanzadera, de 28,8 toneladas.
  • El cohete Delta IV Pesado, que lanzó un satélite de prueba el 21 de diciembre de 2004, tiene una capacidad de 13,1 toneladas a OTG.
  • El Atlas V (usando motores de diseño ruso) consigue llevar 25 toneladas a OBT y algo más de 13,5 toneladas a OTG.Las misiones lunares, que usaron los cohetes Saturno V, despegaban desde el Complejo de lanzamiento 39 en el Centro espacial John F. Kennedy (o KSC en inglés). Una vez que el cohete dejaba la torre de lanzamiento, el control de la misión se transfería al Centro espacial Johnson (JSC) en Houston, Texas.

    La primera etapa funcionaba durante dos minutos y medio, alzando al cohete a 61 km de altitud a una velocidad de 8.600 km/h, consumiendo para ello 2.000 toneladas de diversos combustibles.

    A 8,9 segundos antes del lanzamiento, la secuencia de ignición de la primera fase comenzaba. El motor central era el primero en funcionar, seguido por los exteriores cada 300 milisegundos para reducir las sobrecargas estructurales del cohete. En el momento que las computadoras internas confirmaban la máxima potencia se realizaba un despegue liberando al cohete suavemente en dos momentos:

  • Primero, los brazos que mantenía al Saturno V unido a la plataforma se liberaban de él, y
  • segundo, mientras el cohete aceleraba un sistema de pernos lo retenía durante medio segundo aproximadamente.

Una vez que el cohete realizaba el despegue no había una forma segura de que retornase a la plataforma en caso de fallo de los motores.

El Saturno V tardaba unos 12 segundos en dejar atrás la torre. Tras esto, el cohete empezaba a alejarse girando para dejar un espacio libre adecuado, en caso de vientos fuertes o malfuncionamientos. A 130 metros de altitud el cohete se preparaba para conseguir el acimut correcto. A unos 2 km del suelo, la velocidad ha alcanzado los 500 m/s (1.800 km/h).

Onda de choque visible entre las dos primeras etapas

A unos 80 segundos desde el despegue, el cohete alcanza el punto del vuelo con presión máxima dinámica (Max Q). La presión dinámica de un cohete es proporcional a la densidad del aire sobre el cohete y el cuadrado de la velocidad. Aunque la velocidad aumente, la densidad atmosférica disminuye con la altitud y en ese momento es visible la onda de choque.

A los 135,5 segundos, el motor central se apagaba para reducir la tensión del cohete. El motor F-1 no era regulable, así que era el método más sencillo. La tripulación también experimentaba su mayor aceleración, 4G (39 m/s2), justo antes de que la primera fase se cortara. Los otros motores continuarían hasta que los sensores avisaran del fin de combustible (carburante) o del oxidante (comburente).

600 milisegundos después del corte de los motores, la primera fase se separaba con la ayuda de ocho retrocohetes. Eso ocurría a una altitud aproximada de 62 km. La primera etapa continuaba hasta una altura de 110 km, cayendo más tarde al océano Atlántico a unos 560 km de la plataforma de despegue.

Tras la secuencia de la S-IC, la segunda fase S-II duraba 6 minutos e impulsaba al cohete a 185 km de altura y 24.600 km/h, acercándolo a la velocidad orbital.

La segunda fase tenía un proceso de ignición de dos partes.

  • En la primera, ocho motores de combustible sólido funcionaban durante cuatro segundos para dar una aceleración positiva, seguida por los cinco motores J-2.
  • En la segunda parte, sobre 30 segundos después de la separación con la primera fase, la interfase posterior se separaba de la S-II. Era una maniobra de alta precisión ya que la interfase no podía tocar a los motores y sólo tenía un metro de espacio libre. En ese momento el sistema de escape que coronaba el cohete era desechado.

A los 38 segundos del inicio de la segunda fase, el control de guía del Saturno V cambiaba a una rutina preprogramada al modo de guía iterativo (o IGM), controlado por la unidad de instrumentos. Unos 90 segundos antes de finalizar la segunda fase, el motor central se cortaba para reducir las oscilaciones longitudinales.

En esos momentos, el caudal de LOX (oxígeno líquido) disminuía, cambiando la mezcla de los dos propelentes, asegurándose que habría tan poco combustible como fuera posible al finalizar la etapa. Esto se hacía con un delta-v predeterminado.

Había cinco sensores en el fondo de cada tanque del S-II. Cuando dos de ellos estaban descubiertos, la unidad de instrumentos iniciaría la secuencia de etapa. Un segundo más tarde la segunda fase se interrumpía y se separaba; y una décima de segundo después la tercera fase comenzaba. La S-II impactaba a unos 4.200 km del sitio de despegue.

La tercera fase duraba algo más de dos minutos y medio, comenzando a 12 minutos del lanzamiento. La S-IVB seguía unida mientras la nave espacial orbitaba alrededor de la Tierra dos veces y media en una órbita de estacionamiento. En esos momentos, los astronautas revisaban la nave y el cohete para cerciorarse que todo funcionaba correctamente.

A diferencia de la anterior separación, no había una separación de dos etapas. La interfase entre las etapas la S-II y la S-IVB seguía unida a la segunda fase (aunque fue construida como parte de la tercera fase).

La fase S-IVB del Apolo 8 tras su separación con la nave Apolo

A los 10 minutos y 30 segundos del lanzamiento, el Saturno V estaba a 164 km de altitud y a 1.700 km del punto de lanzamiento. Durante 5 minutos de funcionamiento, el motor se cortaba. La nave estaba en una órbita de 1.800 por 165 km. Eso era bastante bajo en términos de órbitas terrestres, y no se mantendría mucho tiempo estable debido al contacto entre la nave y la atmósfera. En las misiones Apolo 9 y Skylab la órbita debería ser más alta. Las siguientes dos revoluciones y media en órbita servían para comprobar los sistemas de la nave y prepararla para la inyección translunar (o TLI en inglés).

La TLI se iniciaba a las 2 horas y media del lanzamiento, cuando la tercera fase se reiniciaba para impulsar la nave a la Luna. La S-IVB funcionaba casi 6 minutos poniendo la nave a una velocidad de 10 km/s, la velocidad de escape.

Un par de horas después de la TLI, el módulo de mando y servicio (CSM) de la Apolo se separaba de la tercera fase, giraría 180 grados y se acoplaría con el módulo lunar (LM), que estaba situado debajo durante el lanzamiento. Entonces, el CSM y el LM se separarían de la tercera fase.

Si la etapa permaneciera en la misma trayectoria que la nave espacial podría presentar un peligro más adelante para la misión. Por tanto, el combustible restante era expulsado, cambiando así su trayectoria. Las terceras fases, desde el Apolo 13 en adelante, eran dirigidas hacia la Luna para impactar contra ella. Los sismómetros dejados en ella por las misiones anteriores detectaban los choques, y la información ayudó a crear un mapa del interior del satélite. Antes de eso, las etapas (excepto en el Apolo 9 y Apolo 12) eran dirigidas hacia la órbita lunar que las enviarían a una órbita solar. La S-IVB del Apolo 9 fue dirigida directamente a una órbita solar.

La S-IVB del Apolo 12, por otra parte, tuvo un destino distinto. El 3 de septiembre de 2002, Bill Yeung[1] descubrió un supuesto asteroide, que fue denominado J002E3. Aparecía estar en órbita alrededor de la Tierra, y tras un análisis espectral se descubrió que estaba cubierto de una pintura blanca de dióxido de titanio. El mismo tipo que se usaba en el Saturno V.

Los controladores habían planeado enviar la fase S-IVB del Apolo 12 a un órbita solar, pero la ignición después de la separación duró demasiado tiempo, sin conseguir que pasara lo suficientemente cerca de la Luna y acabando en una órbita semiestable entre la Tierra y la Luna.

El único lanzamiento del Saturno V no relacionado con el programa Apolo fue el envío a órbita de la estación espacial Skylab. En 1968, el Programa de aplicaciones Apolo (AAP) fue creado para realizar posibles misiones científicas con el material sobrante del Apolo. El planeamiento principal se centró en la idea de una estación espacial.

Originalmente, el plan consistía en lanzar una etapa del cohete y luego equiparla en el espacio. Esta idea fue abandonada para convertir la fase S-IVB en una estación espacial en tierra y lanzarla en un Saturno V. En este caso, el Skylab era una fase S-IVB de un Saturno IB, y otro en reserva de la tercera etapa de un Saturno V. La de reserva se exhibe en el Museo Nacional del Aire y el Espacio. Tres tripulantes vivieron abordo del Skylab desde el 25 de mayo de 1973 al 8 de febrero de 1974, manteniéndose en órbita hasta mayo de 1979.

Se esperaba que el Skylab estuviese en órbita el tiempo suficiente para que el transbordador espacial le visitara en sus primeros vuelos. Con esto se podría haber aumentado la órbita y ser utilizado como base para futuras estaciones espaciales. Sin embargo, la lanzadera espacial no volaría hasta 1981.

El transbordador fue inicialmente concebido como un transporte de carga para ser utilizado en conjunción con el Saturno V. La lanzadera manejaría la logística de la estación espacial, mientras que el cohete llevaría los componentes. La falta de financiamiento para la producción del segundo Saturno V acabó con este plan, y dejó a los Estados Unidos sin un elevador de carga pesada.

Wernher von Braun y otros también tenía planes para un cohete que llevase 8 motores F-1 en su primera fase, permitiendo el lanzamiento de una nave tripulada en directo ascenso a la Luna. Otros planes para el Saturno V era el uso de un Centaur como fase superior. Estas mejoras habrían incrementado su capacidad para enviar una nave no tripulada de gran tamaño o una tripulada a Marte.

La segunda producción de Saturno V (si hubiese ocurrido) habría utilizado muy probablemente el motor F-1A, aumentando la capacidad de empuje. Otros cambios probables habrían sido el retiro de las aletas, pues proporcionaban poca ventaja comparados a su peso; una primera fase S-IC alargada para soportar los motores F-1A; y motores J-2 mejorados para las etapas superiores.

El Saturno V sería también el vehículo de lanzamiento para el programa RIFT, un motor nuclear, llamado más tarde NERVA. Las proposiciones de un cohete mayor que el Saturno V duraron desde finales de los años 1950 a principios de la década de 1980, y se denominaban genéricamente Nova. Más de una treintena de propuestas llevaron el nombre de Nova.

-Coste:

Desde 1964 a 1973, un total de 6.500 millones de dólares USD fueron destinados al Saturno V, siendo en 1966 la cantidad máxima de 1.200 millones. Una de las principales razones para su cancelación fue su alto coste. En 1966, la NASA recibió su presupuesto más alto de 4.500 millones USD, el 0,5% del PNB de los Estados Unidos de aquel momento.-ALIEN-Fuente:Wikipedia-

-TERREMOTOS-




-Un terremoto — también llamado seísmo o sismo (del griego "σεισμός", temblor) o, simplemente, temblor de tierra (en algunas zonas se considera que un seísmo o sismo o temblor es un terremoto de menor magnitud) — es una sacudida del terreno que se produce debido al choque de las placas tectónicas y a la liberación de energía en el curso de una reorganización brusca de materiales de la corteza terrestre al superar el estado de equilibrio mecánico. Los más importantes y frecuentes se producen cuando se libera energía potencial elástica acumulada en la deformación gradual de las rocas contiguas al plano de una falla activa, pero también pueden ocurrir por otras causas, por ejemplo en torno a procesos volcánicos, por hundimiento de cavidades cársticas o por movimientos de ladera.

El origen de los terremotos se encuentra en la acumulación de energía que se produce cuando los materiales del interior de la Tierra se desplazan, buscando el equilibrio, desde situaciones inestables que son consecuencia de las actividades volcánicas y tectónicas, que se producen principalmente en los bordes de la placa.

Aunque las actividades tectónica y volcánica son las principales causas por las que se generan los terremotos, existen otros muchos factores que pueden originarlos: desprendimientos de rocas en las laderas de las montañas y el hundimiento de cavernas, variaciones bruscas en la presión atmosférica por ciclones e incluso la actividad humana. Estos mecanismos generan eventos de baja magnitud que generalmente caen en el rango de microsismos, temblores que sólo pueden ser detectados por sismógrafos.

Los terremotos tectónicos se suelen producir en zonas donde la concentración de fuerzas generadas por los límites de las placas tectónicas dan lugar a movimientos de reajuste en el interior y en la superficie de la Tierra. Es por esto que los sismos o seísmos de origen tectónico están íntimamente asociados con la formación de fallas geológicas. Suelen producirse al final de un ciclo denominado ciclo sísmico, que es el período de tiempo durante el cual se acumula deformación en el interior de la Tierra que más tarde se liberará repentinamente. Dicha liberación se corresponde con el terremoto, tras el cual la deformación comienza a acumularse nuevamente.

El punto interior de la Tierra donde se produce el sismo se denomina foco sísmico o hipocentro, y el punto de la superficie que se halla directamente en la vertical del hipocentro —y que, por tanto, es el primer afectado por la sacudida— recibe el nombre de epicentro.

En un terremoto se distinguen:

La probabilidad de ocurrencia de terremotos de una determinada magnitud en una región concreta viene dada por una distribución de Poisson. Así la probabilidad de ocurrencia de k terremotos de magnitud M durante un período T en cierta región está dada por:

\mbox{Prob}(k,T,M) = \frac{1}{k!} \left( \frac{T}{T_r(M)} \right)^k e^{-\frac{T}{T_r(M)}}

Donde:

T_r(M)\, es el tiempo de retorno de un terremoto de intensidad M, que coincide con el tiempo medio entre dos terremotos de intensidad M.

-Propagación-

El movimiento sísmico se propaga mediante ondas elásticas (similares al sonido), a partir del hipocentro. Las ondas sísmicas se presentan en tres tipos principales:

  • Ondas longitudinales, primarias o P: tipo de ondas de cuerpo que se propagan a una velocidad de entre 8 y 13 km/s y en el mismo sentido que la vibración de las partículas. Circulan por el interior de la Tierra, atravesando tanto líquidos como sólidos. Son las primeras que registran los aparatos de medida o sismógrafos, de ahí su nombre "P".
  • Ondas transversales, secundarias o S: son ondas de cuerpo más lentas que las anteriores (entre 4 y 8 km/s) y se propagan perpendicularmente en el sentido de vibración de las partículas. Atraviesan únicamente los sólidos y se registran en segundo lugar en los aparatos de medida.
  • Ondas superficiales: son las más lentas de todas (3,5 km/s) y son producto de la interacción entre las ondas P y S a lo largo de la superficie de la Tierra. Son las que producen más daños. Se propagan a partir del epicentro y son similares a las ondas que se forman sobre la superficie del mar. Este tipo de ondas son las que se registran en último lugar en los sismógrafos.

-Terremotos inducidos-

Hoy en día se tiene la certeza de que si se inyectan en el subsuelo, ya sea como consecuencia de la eliminación de desechos en solución o en suspensión, o por la extracción de hidrocarburos, se provoca, con un brusco aumento de la presión intersticial, una intensificación de la actividad sísmica en las regiones ya sometidas a fuertes tensiones. Pronto se deberían controlar mejor estos sismos inducidos y, en consecuencia, preverlos, tal vez, pequeños sismos inducidos pudieran evitar el desencadenamiento de un terremoto de mayor magnitud.

-Escalas de Magnitudes e Intensidades-

  • La Escala sismológica de Richter, también conocida como escala de magnitud local (ML), es una escala logarítmica arbitraria que asigna un número para cuantificar el efecto de un terremoto.
  • La Escala sismológica de Mercalli es una escala de 12 puntos desarrollada para evaluar la intensidad de los terremotos a través de los efectos y daños causados a distintas estructuras. Debe su nombre al físico italiano Giuseppe Mercalli.
  • La Escala Medvedev-Sponheuer-Karnik, también conocida como escala MSK o MSK-64, es una escala de intensidad macrosísmica usada para evaluar la fuerza de los movimientos de tierra basándose en los efectos destructivos en las construcciones humanas y en el cambio de aspecto del terreno, así como en el grado de afectación entre la población. Tiene doce grados de intensidad, siendo el más bajo el número uno, y expresados en números romanos para evitar el uso de decimales.-ALIEN-Fuente:Wikipedia-