sábado, 30 de junio de 2012

-ALZHEIMER y HERPES RELACIONADOS-



*Científicos españoles confirman una sospecha que revoloteaba por sus laboratorios desde hace años: el virus del herpes, el de las conocidas pupas labiales, está detrás de la temible enfermedad degenerativa.-
-FILEALIEN-46-Año 3-Rosario-Argentina-Junio/30/2012-Hs:21.30 Pm-
Fosforilación aberrante de la proteína tau… Es cierto que el consumidor está cada vez más acostumbrado a términos científicos a través de los medios de comunicación en todo lo relacionado con la salud y la alimentación: ph5, omega 3, ácidos grasos esenciales, L. Casei, provitamina B… Pero a la fosforilación aberrante de la proteína Tau aún no llegamos… Desde luego, no suena nada bien, y en cualquier caso, provocaría más de un levantamiento de hombros por indiferencia. Sin embargo, cuando nos enteramos de que está detrás de la relación entre el herpes labial y el Alzhéimer, salta la alerta.
No es el último descubrimiento, sino la confirmación a la que al fin han llegado un equipo de científicos españoles en el Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa”, encabezado por Fernando Valdivieso y María Jesús Bullido, ambos expertos en la enfermedad neurodegenerativa, y dirigido por el investigador Jesús Aldudo, del Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas CIBERNED. Sus conclusiones fueron publicadas el pasado mes de abril en el Journal of Neuroscience Research, la revista científica de la prestigiosa Society of Neuroscience.
Según han explicado los investigadores en su trabajo, los pacientes que padecen Alzhéimer presentan dos características en su cerebro. Por un lado, placas seniles compuestas principalmente por agregados del péptido beta-amiloide, un tipo de esta molécula compuesta por aminoácidos. Y por otro, la presencia de esa clase de proteína, Tau, con un exceso de fosforilación.
Esta proteína suele encontrarse en los microtúbulos celulares, y contribuye a formar el armazón de la célula. Pero al sufrir esa hiper-fosforilación, el armazón de la célula se altera y, la forma de ésta, a la vez, también. Todo lo cual afecta a la sinapsis, esto es, la unión entre neuronas, o de una neurona y una célula efectora, la acción responsable de que se lleve a cabo la transmisión del impulso nervioso.
La fosforilación aberrante en la proteína Tau era ya una vieja conocida en los laboratorios de investigación de Alzhéimer. En el Centro de Biología Molecular, Jesús Ávila, otro de sus investigadores, explica que: “Nosotros fuimos los primeros en demostrar que esta proteína Tau es el componente más fundamental de las madejas neurofibrilares”. Y llevaron a cabo un experimento para demostrar su importancia: con esa proteína fueron capaces de reproducir en el tubo de ensayo ese tipo de estructuras aberrantes que se forman en el cerebro del enfermo.
La novedad del equipo de Valdivieso estriba en que al fin se ha demostrado que el virus Herpes Simplex de Tipo 1 (HSV -1) guarda relación con la enfermedad de Alzhéimer. Este virus, conocido por causar las conocidas pupas en los labios, tiene como consecuencia la acumulación de la proteína Tau hiper-fosforilada en el núcleo de células neuronales.
Además, una de las cuestiones que tienen que resolver ahora los científicos es si efectivamente la presencia de esta proteína Tau está detrás de la replicación del propio virus, ya que se encuentra en la maquinaria donde tiene lugar la multiplicación del ADN viral, según explican en el artículo publicado en el Journal of Neuroscience.
Valdivieso apuntó hace unos días, en una rueda de prensa, a la necesidad de crear una vacuna que fuera capaz de evitar “el traspaso del virus del herpes aparentemente vinculado con la EA (Enfermedad de Alzhéimer) desde la sangre hasta el cerebro del individuo infectado”.
Alzhéimer por contagio
Se abre entonces un nuevo camino por el que se puede correr el riesgo de contraer la enfermedad de Alzhéimer. En este caso, la confirmación de la relación con el virus del Herpes abre la vía infecciosa. Un simple beso, compartir un vaso e incluso de madre a hijo por la vía hematológica puede provocar la neurotransmisión del herpes.
Dado que el virus se da con más frecuencia y se produce más concentración conforme avanza la edad del individuo, Valdivieso explicó que cuanto mayor sea una mujer embarazada, más probabilidad tendrá su hijo de desarrollar Alzhéimer a la edad de 60 años. De hecho, indicó, la posibilidad es de “hasta tres veces más”. Y lo han demostrado en su laboratorio del Centro de Biología Molecular con ratones: aquellos que fueron inoculados con el herpesvirus transmitieron la infección directamente a su camada.
Y de la infección a una cuestión genética. Porque aquellos individuos portadores de al menos un alelo 4 del gen de la apolipoproteína E (APOE4), tienen mayor probabilidad de desarrollar Alzhéimer si han desarrollado este virus. Esto ocurre porque el acceso del virus HSV-1 al cerebro se ve más facilitado por este gen, el APOE4, que por otros alelos, según explican los autores en otro artículo publicado en el Journal of Virology, con el título de Effect of Apolipoprotein E on the Cerebral Load of Latent Herpes Simplex Virus Type 1 DNA (Efectos de la apolipoproteína E en el acceso al cerebro del virus Herpes Simple del Tipo 1).
Y aún queda otro factor de riesgo: el estrés. El enemigo de un porcentaje importante de la población en los países del Primer Mundo, y a quienes tantas dolencias y enfermedades psíquicas y físicas ayuda a contraer, también está detrás del Alzhéimer. Ya se sabía que su presencia en nada ayudaba a la enfermedad degenerativa, pero en el laboratorio de Valdivieso descubrieron una posible causa: el estrés es el causante de que el virus del Herpes, una vez en el individuo, se reactive.
Más causas conocidas, más posibilidad de cura
Decía Valdivieso en una entrevista que puesto que vivimos más años, somos más propensos a contraer enfermedades relacionadas con la vejez. La única manera de evitar las enfermedades propias del paso de los años es “envejecer satisfactoriamente”.
Lo que está claro es que si se van conociendo más causas de esta enfermedad que afecta ya a unas 700.000 personas en España –cada año se diagnostican 150.000 casos nuevos- con más herramientas cuentan los científicos para hacer frente a ésta.
La noticia de la relación entre herpes y Alzhéimer hace unos días no gustó a nadie. Fue inevitable que, en seguida, se tratara de recordar si se ha tenido alguna vez una pupa en el labio por calenturas, y quienes las padezcan con frecuencia, se habrán alarmado. Pero la cuestión es que, si la investigación de esta relación continúa por su camino, debería llegarse a la elaboración de algún fármaco o vacuna que impidiera la infección del virus y/o la llegada del herpes al cerebro.
Todos los investigadores de Alzhéimer dan la misma respuesta a la repetida pregunta: esta enfermedad aún no tiene cura. Lo que se pretende es prevenirla antes de que se desarrolle, porque una vez iniciada, es muy difícil pararla. Si ya se ha iniciado, se trataría de ralentizar sus efectos.
Pero todo tiene un precio: según la Confederación Española de Familiares de personas con Alzhéimer, el coste de un enfermo oscila entre los 29.000 a 36.000 euros al año, de los cuales, 18.000 euros se dejan en la farmacia. Los medicamentos que necesitan son, sobre todo, los inhibidores de acetil colinesterasa y los antagonistas de los receptores de NMDA.
La investigación se dirige a buscar fármacos que actúen sobre la formación de Beta Amiloide, en sustancias que disminuyen el colesterol, y en inhibidores de la formación de la Proteína Tau, la que en el cerebro de los enfermos de Alzhéimer presenta una fosforilación aberrante, términos científicos con los que más vale que empecemos a familiarizarnos igual que con el Omega 3, la provitamina B o los ácidos grasos esenciales.

Fuente:Ciencia y Tecnologia.100cia.com-Investigacion:Alberto Costacurta Grossetti-Edicion:Mirta B Costacurta y Corresponsales de FILEALIEN-46-  http://filealien-46.blogspot.com Correo de contacto: albertocostacurta46@hotmail.com-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA AQUI TU COMENTARIO O EN CORREO ELECTRONICO:arnold462009@hotmail.com