viernes, 11 de enero de 2013

-MUJERES RUSAS EN EL ESPACIO-




-FILEALIEN-46-Año 3-Rosario-Santa Fe-
-Argentina-Enero/11/2013-
-Pese a una muy arraigada convicción de que la astronáutica (o "cosmonáutica", cuando hablamos de esta ciencia en Rusia) es una actividad exclusivamente masculina, son muchas las representantes femeninas que se dedican año tras año con el mayor ímpetu y maestría a la nada fácil tarea de la investigación espacial. En total, desde 1962 más de 50 mujeres han volado al espacio. De ellas, solo 3 fueron rusas (soviéticas) pero su contribución a la "causa espacial" ha sido inestimable.
Valentina Tereshkova

Svetlana Savítskaya

Yelena Kondakova
Valentina Tereshkova se convirtió en 1963 en la primera mujer de la historia en pilotar una nave espacial. Su vuelo duró 2 días, 22 horas y 50 minutos. Otra rusa, Svetlana Savítskaya, fue la primera mujer que, provista de una escafandra, salió al espacio abierto. La cosmonauta realizó dos vuelos, uno en 1982 y otro en 1984, con una duración total de 19 días, 17 horas y 7 minutos (estando 3 horas y 35 minutos en el espacio abierto). Y la tercera, Yelena Kondakova, efectuó dos vuelos, uno en 1994 y otro en 1997. Con su permanencia de 169 días en la estación orbital MIR, marcó un récord de tiempo en el espacio.
En la larga historia de la cosmonáutica soviético-rusa, de las 17 mujeres que se prepararon para conquistar el espacio, solo 3 han tenido la suerte de alcanzarlo.
Valentina Tereshkova

La primera mujer cosmonauta soviética nació el 6 de marzo de 1937 en el pueblo de Máslennikovo de la provincia de Yaroslavl —a unos 200 km al norte de Moscú—, en el seno de una familia de campesinos koljozianos. Su padre falleció durante la guerra entre la URSS y Finlandia de los años 1939-1940, por lo que su madre tuvo que criar sola a sus tres hijos. La familia se trasladó a Yaroslavl, donde Valia (forma familiar de Valentina) fue al colegio.
A finales de junio de 1954 Tereshkova empezó a trabajar en la fábrica de neumáticos de Yaroslavl, en el taller de montaje, y en 1955 se dedicó a la industria textil en la factoría de tejidos Krasny Perekop, lo que compaginaba con los estudios de Ingeniería Técnica Industrial. Además de trabajo y estudios en la escuela técnica, la joven frecuentaba el club de aviación local, en el que practicaba saltos con paracaídas (realizó 163 saltos y fue distinguida con la máxima categoría en paracaidismo). Teniendo en cuenta que el club al que acudía Tereshkova pertenecía a la Fuerza Aérea soviética, no era de extrañar que los vaivenes de la vida la llevaran a alturas profesionales insospechadas.
Valentina Tereshkova ingresó en el Komsomol (Unión de Jóvenes Comunistas) y en 1960 fue elegida secretaria de esta organización soviética en la factoría donde trabajaba. Ese mismo año se graduó de la escuela técnica.
Siguió trabajando hasta 1962, cuando entró a formar parte del Destacamento de Cosmonautas soviéticos. Fue seleccionada entre más de cuatrocientas aspirantes. Pudo superar las rigurosas pruebas de admisión gracias a sus amplios conocimientos técnicos y su gran experiencia en paracaidismo. En el Destacamento de Cosmonautas Tereshkova realizó el curso completo de preparación para vuelos en las naves espaciales de tipo Vostok. Aquellas naves no contaban con dispositivo propio de aterrizaje y eran módulos especiales con cosmonautas a bordo los que regresaban a Tierra usando un sofisticado sistema de paracaídas.
Entre el 16 y el 19 de junio de 1963 Valentina Tereshkova se convirtió en la primera mujer de la historia en ser lanzada al espacio y a la fama gracias a su memorable vuelo a bordo de la Vostok-6, encontrándose en la órbita junto a la nave Vostok-5, pilotada por Valeri Bykovski. "Chaika" —"Gaviota" en ruso, su nombre en clave durante la misión— permaneció 2 días, 22 horas y 50 minutos en el espacio y dio 48 giros alrededor del planeta.
“Aquí Chaika, aquí Chaika. Veo en el horizonte una raya azul: es nuestra Tierra. ¡Qué hermosa! Todo marcha espléndidamente”, fueron las primeras palabras que pronunció la nueva heroína del país.
Sin embargo, según las declaraciones de algunos testigos, el vuelo de la cosmonauta soviética no fue nada fácil. La propia Tereshkova posteriormente reveló que su estancia en el espacio fue casi un infierno, ella no se sentía bien, además la órbita de la nave era incorrecta y se encontraba desviada 90 grados de la dirección establecida. Según escribió el historiador de la cosmonáutica Yaroslav Golovanov, el académico Serguéi Koroliov, jefe de las misiones espaciales, se puso iracundo durante el vuelo de Tereshkova: “Espero no tener que trabajar nunca más con mujeres”, dijo posteriormente.
Al mismo tiempo hay que destacar la valentía de la primera cosmonauta, quien pudo completar el vuelo programado superando todo el estrés psicológico y las sobrecargas físicas, pasando además por numerosos imprevistos durante el vuelo. Así, según dicen, hubo problemas con la comida que le suministraron, por lo que tuvo que pasar 70 horas en el espacio pasando hambre. Además, después de abandonar la cápsula espacial, se dio cuenta de que la trayectoria la había llevado a un enorme y profundo lago (en la zona de Karagandá, Kazajistán) que tendría que atravesar nadando. Por supuesto, estos avatares no fueron de dominio público en aquel entonces y solo han sido desvelados recientemente.
Hay que decir que el año de su misión espacial no solo fue importante para ella profesionalmente, sino también personalmente. El 3 de noviembre de 1963 se casó con el también cosmonauta Andrián Nikoláyev (1929-2004), ceremonia a la que asistió el propio Nikita Jruschov, Secretario General del Partido Comunista de la Unión Soviética. Tan solo un año más tarde, en 1964, dio a luz a su hija Yelena. Sin embargo, el amor de la pareja no duraría eternamente y finalizo en divorció en 1982. Posteriormente contrajo nuevamente matrimonio, esta vez con Yuli Sháposhnikov, director del Instituto Central de Traumatología y Ortopedia, fallecido en 1999.
Aunque Tereshkova continuó su preparación en el Destacamento de Cosmonautas, la mayor parte de su tiempo la dedicaba a diferentes labores sociales. La cosmonauta tuvo que realizar numerosos viajes por las ciudades de la URSS y el extranjero.
Al mismo tiempo Tereshkova ingresó en la Academia de Ingeniería Zhukovski de la Fuerza Aérea que finalizó exitosamente en 1969 con el título de piloto-cosmonauta-ingeniero. En 1968 el Grupo de Mujeres Cosmonautas fue disuelto. Sin embargo, en 1985 no se descartaba la posibilidad de su segundo vuelo al espacio.
Tereshkova compaginaba las actividades espaciales con diversos cargos en diferentes organizaciones sociales: desde 1968 hasta 1987 fue la presidenta del Comité de Mujeres Soviéticas y la vicepresidenta de la Federación Internacional Democrática de Mujeres; entre 1987 y 1992 ocupó el cargo de presidenta del Presídium de la Unión de Sociedades Soviéticas de Amistad y Relaciones Culturales con los Países Extranjeros y a partir de 1992 fue presidenta del Presídium de la Asociación Rusa de Colaboración Internacional; entre 1992 y 1995 fue vicepresidenta primera de la Agencia de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Federación de Rusia. Desde 1994 Tereshkova trabajó como jefe del Centro de Cooperación Internacional Científica y Cultural de Rusia y desde 1997 es colaboradora científica superior del Centro de Preparación de Cosmonautas.
Valentina Tereshkova, doctora en ciencias técnicas, general de aviación, Héroe de la Unión Soviética, condecorada con numerosos galardones y medallas nacionales e internacionales, es actualmente diputada de la Duma regional de Yaroslavl.
Svetlana Savítskaya

Después de la hazaña espacial protagonizada por Valentina Tereshkova, hubo que esperar 19 años para que la segunda mujer soviética volara al espacio. Se trata de Svetlana Savítskaya, que el 19 de agosto de 1982 formó parte de la tripulación de la estación espacial Saliut-7.
Svetlana nació el 8 de agosto de 1948 en Moscú, hija del dos veces Héroe de la Unión Soviética, el mariscal de aviación Yevgueni Savitski. Después de finalizar la educación secundaria, ingresó en la Escuela Central Técnica de Aviación, preparándose además para pilotar aviones caza bombardero. La joven logró manejar los siguientes tipos de aviones: MIG-15, MIG-17, E-33, E-66B. Savítskaya también practicó el paracaidismo, donde estableció 3 récords mundiales en los saltos de grupo con paracaídas desde la estratosfera y 15 récords mundiales en aviones reactivos. También fue campeona mundial de pilotaje superior en aviones de émbolo en 1970. Por sus logros deportivos, en 1970 recibió el título de Maestro Benemérito de Deportes de la URSS.
Un año más tarde se graduó en la Escuela de Aviación y en 1972 del Instituto de Aviación de Moscú (Universidad de Aviación Ordzhonikidze). Tras finalizar los estudios trabajó de monitora de aviación y desde 1976, tras realizar un curso de estudios especializados en la escuela de pilotos de avión, fue distinguida con el título de piloto de pruebas del Ministerio de Industria Aérea de la URSS.
Durante su trabajo como piloto de pruebas aprendió a dominar más de 20 tipos de aviones. En 1980 entró en el grupo de cosmonautas (Grupo de Mujeres Cosmonautas nº2 de 1980), donde realizó un curso completo de preparación para vuelos espaciales en la naves de tipo Soyuz T. Fue entre el 19 y el 27 de agosto de 1981 cuando Savítskaya realizó su primer vuelo espacial como cosmonauta exploradora de la nave Soyuz T. El vuelo duró 7 días, 21 horas, 52 minutos y 24 segundos.
Tras el vuelo, el ingeniero Valentín Glushkó, uno de los tres principales diseñadores jefes (junto con Vladímir Cheloméi y Serguéi Koroliov) de naves espaciales y cohetes soviéticos, sentenció con convicción: “¡Ahora el camino al espacio está abierto para las mujeres!”
Savítskaya, a su vez, dijo: “Tras ese vuelo ya nadie tenía preguntas. Nadie decía que la cosmonáutica era exclusivamente para varones. Ya no se atrevían a decirlo, aunque no a todos, por supuesto, les gustaba’.
Del 17 al 25 julio de 1984 Savístskaya efectuó su segundo vuelo al espacio como ingeniera de a bordo de la nave Soyuz T-12 y durante su permanencia en la estación espacial Saliut-7 el 25 de julio de 1984, la cosmonauta Savítskaya se convirtió en la primera mujer en dar un paseo espacial. Permaneció fuera de la estación 3 horas y 35 minutos.
Después de su segundo vuelo trabajó en la Corporación de Ciencia y Producción Energuia (actual Corporación de Cohetes y Espacio Serguéi Koroliov), un centro industrial y científico de naves espaciales y componentes de estaciones espaciales. Allí obtuvo su calificación de cosmonauta de 2ª categoría.
A partir de los años 70 del siglo pasado Savítsakaya empezó a dedicarse a labores sociales. Ocupó el cargo de vicepresidenta primera de la Fundación de Paz de la URSS (organización que financiaba diferentes proyectos políticos de la URSS).
Más adelante, desde 1989 empezó a involucrarse cada vez más en la actividad política. De 1989 a 1991 fue diputada popular al Parlamento soviético. En 1993 dejó el Destacamento de Cosmonautas y en 1994 fue dada de baja de la corporación Energuia y se centró íntegramente en la actividad política.
Desde 1993 es diputada de la Duma Estatal (cámara baja del Parlamento ruso), y miembro del Comité de Defensa. En enero de 1996 se puso al frente de la Comisión Temporal de Control del Sistema Electrónico de Votación y se convirtió en miembro del Consejo Central del movimiento social y político Herencia Espiritual.
Savítsakaya, dos veces Héroe de la Unión Soviética, fue condecorada con dos Órdenes de Lenin y la Órden de la Insignia de Honor. También posee una medalla de oro y 18 diplomas de la FAI (Federación Aeronáutica Internacional), 16 medallas de deporte de la URSS, y una medalla especial por superar la plusmarca mundial de permanencia en el espacio abierto. Actualmente es miembro de la Duma Estatal como representante del Partido Comunista de la Federación Rusa.  Está casada y tiene un hijo.
Yelena Kondakova

Nació el 30 de marzo de 1957 en la ciudad de Mytischi, en la región de Moscú. En 1980 se graduó de la Escuela Superior Técnica de Moscú (Universidad Técnica Bauman).
Desde mayo de 1980 trabajó de ingeniera en la Corporación de Ciencia y Producción Energuia en el Grupo Operativo de Planificación de Vuelos de Larga Duración. También participó en las investigaciones científicas del Grupo Principal Operativo durante la cuarta y quinta expedición a la estación espacial Saliut-6, al igual que Saliut-7, donde se ocupaba de la documentación sobre la modernización del Grupo de Planificación de vuelos.
Aparte de estar involucrada en actividades espaciales, en 1983 se graduó de la facultad de Historia del Arte y Estética Marxista-Leninista de la Universidad de Marxismo-Leninismo de la URSS.
A finales de los 80 fue inscrita en la lista de candidatos a cosmonauta de pruebas de la Corporación Energuia. De 1990 a 1992 realizó la preparación básica de vuelos espaciales en el Centro Gagarin de Entrenamiento de Cosmonautas, en el que desde 1994 empezó a preparase en calidad de ingeniero de a bordo de la tripulación adicional para el programa EO-16 en la estación orbital MIR junto con el cosmonauta Alexandr Viktorenko. Más tarde pasó a prepararse como miembro de la tripulación principal.
Entre el día 4 de octubre de 1994 y el 22 de marzo de 1995 realizó su primer vuelo espacial como ingeniero de a bordo de la nave Soyuz TM-20 y estuvo a bordo de la estación espacial MIR junto con el cosmonauta Viktorenko y el astronauta alemán Ulf Merbold. El vuelo duró 169 días, 5 horas, 21 minutos y 35 segundos, por lo que Elena Kondakova se convirtió en la tercera mujer rusa en volar al espacio cósmico y la primera mujer del mundo que realizó un vuelo de larga duración.
Al finalizar el vuelo, mediante un decreto presidencial del 10 de abril de 1995, por el heroísmo y coraje que demostró durante la expedición principal en el complejo orbital MIR, Yelena recibió la condecoración de Héroe de  Rusia.
En diciembre de 1995 se presentó como candidata para la Duma Estatal en las segundas elecciones parlamentarias rusas, pero no resultó electa.
Desde agosto de 1996 hasta mayo de 1997 Kondakova se estuvo preparando para el vuelo en el trasbordador espacial Atlantis STS-84 en el programa del sexto acoplamiento con la estación espacial MIR. La duración del vuelo fue de 9 días, 5 horas, 20 minutos y 48 segundos. Dos años más tarde empezó a prepararse con el grupo de cosmonautas MKS-gr y en julio de 1999 fue nombrada ingeniera de la tripulación principal MKS-5, aunque tuvo que abandonar tras resultar finalmente electa a la Duma Estatal en las terceras elecciones parlamentarias del país por la lista del bloque Otechestvo-Vsia Rossiya (Patria-Toda Rusia). Tras convertirse en diputada fue dada de baja del Grupo de Cosmonautas y de la Corporación de Cohetes y Espacio Energuia.
Actualmente Kondakova es diputada de la Duma Estatal por el partido Rusia Unida (Yedínaya Rossiya) y miembro del Comité de Presupuestos e Impuestos de la Cámara Baja. Posee numerosas condecoraciones y la medalla de honor de la NASA “Por el Vuelo Espacial”. Vive en Moscú y está casada con Valeri Riumin, piloto cosmonauta de la Unión Soviética, dos veces Héroe de la Unión Soviética.
-Hs:22:34Pm-Fuente:Actualidad RT-Investigacion:Alberto Costacurta Grossetti-Edicion:Mirta B Costacurta y Corresponsales de FILEALIEN-46-  http://filealien-46.blogspot.com Correo de contacto: albertocostacurta46@hotmail.com-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA AQUI TU COMENTARIO O EN CORREO ELECTRONICO:arnold462009@hotmail.com