miércoles, 19 de diciembre de 2012

-EL FANTASMA DE VIETNAM-



-FILEALIEN-46-Año 3-Rosario-Santa Fe-Argentina-Diciembre/19/2012-
-Robert Bales, el soldado estadounidense sospechoso de haber llevado a cabo una matanza de civiles en Afganistán, será acusado de 17 cargos de asesinato, según informaron fuentes del Pentágono a la BBC.-Al sargento Bales se lo acusa de haber atacado a los pobladores en sus casas en la provincia afgana de Kandahar el 11 de marzo. La mayor parte de las víctimas fueron mujeres y niños.
El militar puede enfrentarse a la pena de muerte si lo condenan. El sargento Bales puede ser también acusado de 6 cargos de asalto e intento de homicidio, le dijo un oficial del Pentágono a la BBC.
Los cargos se presentan oficialmente este viernes y el proceso se enmarca dentro del Código de la Justicia Militar.
El soldado es el único sospechoso conocido de la matanza, pese a las insistentes versiones afganas de que más de un estadounidense estuvo involucrado.
Bales está detenido en una instalación militar en el Fuerte Leavenworth, Kansas.
Su abogado dice que "no hay evidencia forense" contra su cliente y niega que se haya producido confesión alguna.

¿El final de una era?

El caso del sargento Bales fue la dramática guinda a una serie de errores que el ejército estadounidense ha cometido en Afganistán en los últimos meses, incluyendo la quema accidental de copias del Corán en una instalación militar de ese país.
-
           
   
           
   
           
   
           
   
           
   
           
           
           
   
       

La reacción a ese incidente, que incluyó una serie de violentos disturbios antiestadounidenses "hace sentir en Kabul que nos acercamos al final de una era, para lo que los afganos consideran la más reciente incursión extranjera en su territorio", aseguró el enviado de la BBC a Afganistán Andrew North.
Y mientras muchos se preguntan si ya ha llegado el momento de acelerar la retirada estadounidense del país, algunas voces han llegado a establecer paralelos entre el conflicto afgano y la guerra de Vietnam, que para los estadounidenses es el paradigma de fracaso militar.
Tras la matanza de Kandahar el presidente estadounidense Barack Obama rechazó las comparaciones que algunos hicieron entre esos hechos y la tristemente célebre masacre de My Lai en Vietnam, un incidente ocurrido en 1968 que simbolizó el desastre político y militar que sufrió Washington en esa guerra hace más de cuatro décadas.
La posición de Obama al descartar la comparación es la correcta, aseguró el exvicesecretario de Estado estadounidense PJ Crowley en un artículo escrito para la BBC. Crowley recuerda que la matanza de cientos de civiles vietnamitas en My Lai fue perpetrada por una unidad del ejército estadounidense mientras que las muertes de los 16 afganos ocurrieron "evidentemente a manos de un solo soldado".
Si bien hay ciertos paralelismos, sostiene Crowley, siguen habiendo diferencias esenciales entre Afganistán y Vietnam.

Diferencias y similitudes

Masacre de My Lai
La masacre de My Lai, Vietnam, en 1968 aceleró el rechazo de la opinión pública estadounidense hacia el conflicto.
Estados Unidos intervino en Afganistán por los atentados del 11 de septiembre de 2001, ataques reales en territorio estadounidense, subraya Crowley.
En Vietnam, la operación militar comenzó para hacer frente a una presunta amenaza comunista que después se consideró sobreestimada.-
-
Además, prosigue Crowley, el conflicto en Vietnam afectó a muchos más estadounidenses que la guerra de Afganistán. Durante la guerra de Vietnam estaba vigente el servicio militar obligatorio mientras que en la actualidad las fuerzas estadounidenses están compuestas en su totalidad por voluntarios. El conflicto de Afganistán está más aislado del interés de la opinión pública en EE.UU.
Del mismo modo, insiste el exdiplomático, la guerra de Vietnam se convirtió en el tema central de las elecciones estadounidenses de 1968, mientras que es probable que el conflicto afgano apenas tenga un papel periférico en los comicios de 2012.
No obstante, Crowley acepta que, dada la duración del conflicto en Afganistán, que superará al de Vietnam como el más largo para Estados Unidos este año, la población estadounidense está simplemente cansada de la guerra y quiere ver algún tipo de salida negociada. En ese contexto, los recientes descalabros pueden ser un punto de quiebre similar al que se experimentó en Vietnam en 1968.
Un sondeo reciente del Washington Post/ABC indica que el 60% de los estadounidenses no cree más que la misión en Afganistán merezca la pena.
Pero el exfuncionario insiste en que, en su opinión, Estados Unidos no debe abandonar abruptamente su posición en el país asiático y la retirada de Afganistán debe ser muy distinta a la que se dio en Vietnam. De otra manera se corre el riesgo de que Afganistán vuelva a ser un foco de inestabilidad.
"Cometimos el error de dar la espalda a la región hace 20 años cuando los soviéticos se retiraron. Negociar una asociación a largo plazo con Afganistán, dar asistencia militar y civil y mantener una fuerza residual más pequeña y con un enfoque preciso garantizarán que la historia no se vuelva a repetir", indica.
Por eso, pese a incidentes como el de la matanza atribuida al sargento Bales y los otros tropiezos recientes de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, Obama enfrentará muchas voces insistiendo en que la salida debe ser ordenada y sin apresuramiento.-

-Hs:18.35Pm-Fuente:BBC Mundo-Investigacion:Alberto Costacurta Grossetti-Edicion:Mirta B Costacurta y Corresponsales de FILEALIEN-46-  http://filealien-46.blogspot.com Correo de contacto: albertocostacurta46@hotmail.com-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA AQUI TU COMENTARIO O EN CORREO ELECTRONICO:arnold462009@hotmail.com