domingo, 23 de diciembre de 2012

-SE QUITO LOS SENOS POR SER PILOTO DE CARRERAS-



-FILEALIEN-46-Año 3-Rosario-Santa Fe-Argentina-Diciembre/23/2012-
-Tenemos la concepción de que el deporte motor es exclusivo del sexo masculino, por lo que las mujeres que se deciden e inclinan por realizar esta actividad pueden llegar a ser vista con "malos" ojos, pues estamos acostumbrados culturalmente a relacionar el gusto por los autos únicamente con hombres.
Con la liberación femenina, varias mujeres se fueron abriendo paso en el mundo del automovilismo, y en la década de los 50 comenzaron a sonar los nombres de varias féminas atrevidas en las pistas. Hoy en día, son decenas de mujeres las que destacan en dicha actividad y que dan lo mejor de sí para ser las mejores.
¿Serías capaz de "nadar contra corriente" con la única intención de hacer lo que más amas? ¿Qué serías capaz de hacer por desarrollarte en lo que más te gusta? ¿De todo? ¿Estás seguro? ¿Atentarías contra ti mismo? Eso fue lo que hizo una mujer que es recordada en la historia por desafiar a la gente de su sociedad. He aquí su historia.
Émilie Paule Marie Violette Morris fue una mujer que nació en Paris el 18 de abril de 1893. Fue la menor de seis hijas y creció en el seno de una familia reconocida de la capital francesa, pues su padre era un militar respetado que arriesgó su propia vida en pro de su nación.-
-
Quienes conocieron a Morris aseguran que fue una chica adelantada para su época. Siendo aún muy joven se reveló de la educación tradicional que se impartía en su hogar y emprendió un camino en el mundo deportivo, lo que más le apasionaba en la vida.
Pese a ser una mujer liberal, no pudo librarse de la obligación de contraer matrimonio a la fuerza con un hombre llamado Cyprien Édouard Joseph Gouraud. Al poco tiempo de casarse, estalló la Primera Guerra Mundial y ambos se enlistaron en el ejército. Ella se desempeñó como enfermera y era la encargada de conducir la ambulancia por los campos de batalla, actividad que le despertó el gusto por conducir.
Definitivamente, Violette no estaba enamorada de su pareja, así que decidió poner punto final a su relación en 1923, pese a las críticas sociales que existían en ese entonces. Para ella, este hecho significó una gran liberación, lo cual le permitió dedicarse de lleno al deporte.
Según jalopink.com, Violette fue atleta olímpica. Compitió en lanzamiento de disco y bala, fue parte del conjunto nacional de futbol y waterpolo que participaron en las Olimpiadas de París de 1924; además, durante años, practicó halterofilia, tenis, ciclismo, lucha grecorromana y boxeo.
En muchas ocasiones, Violette tuvo que enfrentarse a rivales masculinos, pues había ciertas disciplinas que carecían de practicantes femeninas o simplemente, no existía un equipo especial para mujeres. Esto hizo que la personalidad de Morris se volviera más dura e hiciera cosas que en esas épocas, sólo eran permitidas para los caballeros, como beber en abundancia y salir de fiesta por las noches; también se declaró bisexual.
Su forma de vida no gustaba a la Federación Atlética Francesa Femenina, quienes le retiraron su licencia de deportista profesional y por ende, quedó excluida del grupo de atletas que representarían a Francia en los Juegos Olímpicos de 1928.
Entonces, Morris retomó una actividad que había dejado a un lado desde hace unos años, participar en pruebas de automovilismo. En 1922, ganó su primera carrera en la categoría de los 750 cc, triunfo que repetiría un año más tarde, y en 1926, fue la campeona del Grand Prix de San Sebastián y en 1927, se adjudicó la prueba de las 24 horas de París, conduciendo un BNC.
Sentadofrentealmundo.com explica que en aquella época, los vehículos motorizados no pesaban más de 400 kilogramos, por lo que la cabina del piloto era muy estrecha. Violette, quien por así decirlo, tenía un físico portentoso y unos pechos grandes, decidió practicarse una mastectomía, una cirugía que consiste en quitarse los senos de forma parcial o completa. Ella optó por esta última opción.
Dicha decisión le permitió sentirse más cómoda y conducir mejor los autos de carreras, aunque lo cierto es que se ganó el repudio de propios y extraños; el rechazo por sus preferencias, sus gustos por los coches y su cirugía hicieron que Violette se quedara completamente sola, por lo que renunció a las competencias. Instaló en París una tienda de autopartes y ahí construía autos de carreras.
Años más tarde, historiasdeportivas.wordpress.com señala que en 1935, Morris fue reclutada por la famosa Gestapo, para convertirse en una agente encubierta nazi. Durante la Segunda Guerra Mundial, Violette traicionó a su patria y reveló a los alemanes diversos secretos de las tropas francesas, hecho por el cual se ganó el apodo de "Hiena de la Gestapo".
El 26 de abril de 1944, Violette manejaba un Citroën por un camino rural, vehículo en el que viajaban algunos elementos de la policía nazi. De la nada, aparecieron varios soldados del ejército francés, quienes no dudaron en disparar en su contra. El cuerpo de Morris recibió más de una decena de impactos de bala, por lo que murió en ese instante.
Respecto a lo que sucedió con sus restos, es un misterio que hasta el día de hoy sigue vigente, pues se ha dicho que fueron enterrados en una fosa común, mientras otras versiones apuntan a que su cuerpo fue calcinado minutos después de haber caído en la emboscada.

-Hs:23.45Pm-Fuente:Por: Montserrat Arqué-De10.mx-Investigacion:Alberto Costacurta Grossetti-Edicion:Mirta B Costacurta y Corresponsales de FILEALIEN-46-  http://filealien-46.blogspot.com Correo de contacto: albertocostacurta46@hotmail.com-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DEJA AQUI TU COMENTARIO O EN CORREO ELECTRONICO:arnold462009@hotmail.com